• Restaurante Kanbun

Diferencias entre la comida japonesa y la comida china

La gastronomía de un país es el reflejo de su cultura e historia. A pesar de que muchos opinen que es el arte , la comida es el lenguaje universal de los seres humanos, ya sea porque la necesitamos para sobrevivir o simplemente como un placer que disfrutamos solos o en compañía. Todos tenemos preferencias y diferencias a la hora de elegir una receta favorita, pues nuestro entorno y las diferencias culturales tienen un valor indiscutible en esta decisión. La comida europea, por ejemplo, es totalmente diferente a la asiática, pero seguimos apostando por ambas debido a la diversidad de gustos que existen en nuestra sociedad. Aunque China y Japón pertenezcan al continente asiático, sus culturas son totalmente diferentes, incluyendo su gastronomía. Así que no vale confundirlas entre ellas así sin más. Esa vieja manía de llamarle “chino” a todo lo que provenga de Asia, tiene solución.Existe la creencia de que los japoneses y los chinos tienen muchas semejanzas en su alimentación. Sin embargo, esto no es tan cierto. ¿Quieres conocer que caracteriza a cada una y qué las diferencia? Entonces lee hasta el final y abre tu apetito.

Comida china

Con la comida china nos referimos a las diferentes recetas típicas que se preparan en el territorio chino.

La gastronomía de este país tiene un trasfondo histórico más que interesante. Data de miles de años atrás y, lo largo de su historia, se ha venido adaptando a los gustos locales de cada región, sobre todo, dependiendo de la flexibilidad de las diferentes dinastías.

Una curiosidad sobre la comida china es que los productos lácteos no son comunes.

Existen 8 estilos de cocina reconocidas en China y son: el cantonés, el Anhui, el Fujian, el Sichuan, el Zhejiang, el Shandong, el Jiangsu y el Hunan.


El arroz y los fideos son una fuente clave de carbohidratos en el gigante asiático, además de las verduras que están presentes en casi todos los platos. La comida china también usa diferentes condimentos y salsas en sus alimentos.

Si hablamos sobre cómo preparan los alimentos no debemos olvidar que el wok tradicional siempre es un elemento fundamental. Con el wok se pueden freír los ingredientes de las recetas girándolos para conseguir una cocción uniforme desde el centro hasta la parte exterior. Algo muy similar a lo que vemos en televisión.

Para los chinos, es muy común incorporar vegetales como el cebollino y el ajo a sus platos.

Además, para la preparación de los alimentos, debe existir un proceso de análisis debido a que los nombres deben ser de “buena suerte”. En esto del lenguaje místico, los chinos son muy enfáticos.


En general, su comida es muy condimentada y, frecuentemente, se entremezclan los sabores dulces y agrios con el de las hierbas para generar más riqueza a la experiencia de degustar sus platos. En cuanto a las bebidas, es común que consuman té negro como acompañante de sus alimentos.


Comida japonesa

La comida japonesa generalmente es liviana para el estómago. El arroz sirve como la pieza central de la mayoría de los platos, con dos o más preparaciones servidas como complemento.

Esta comida se identifica gracias a su dependencia de los alimentos frescos y de su apariencia ligera y saludable.

Por ejemplo, la sopa de miso, una de las sopas características del país, es un caldo básico hecho de algas marinas y pasta de miso que destaca por ser saludable y muy nutritivo. La comida cruda es bandera de Japón y, más recientemente, en el mundo entero.


En contraste con la cultura occidental, un dato curioso es que en la tierra del Sol naciente, los alimentos se sirven por separado, cada uno en su propio plato pequeño o tazón, debido al rechazo japonés por el sabor que producen los alimentos cuando se mezclan entre sí.

Siempre debe haber un divisor, incluso cuando se guardan los platos en las cajas de bento que son raciones de comida para llevar.


En Japón suelen utiliza sartenes planos llamados “teppans” para cocinar los alimentos a altas temperaturas. Es como una mesa que permite la cocción de la capa exterior de los alimentos, mientras estos conservan su textura cruda o jugosa de la parte interior.

Para ambas culturas, los tés se beben después de comer como medio para ayudar en la digestión de los alimentos que se consumieron anteriormente. En el caso de los japoneses, estos prefieren el té verde sobre el negro.

En resumen, podemos agrupar diferenciar las características culinarias de cada país en 5 diferencias fáciles de recordar.


Comida china vs comida japonesa


1. La salud

El primero involucra el factor de salud; pues las recetas japonesas a menudo son más ligeras y más nutritivas y las chinas más grasosas debido a sus técnicas de fritura.


2. Las proteínas usadas

Los chinos prefieren la carne más que los japoneses. Históricamente, Japón ha evitado la carne y en su lugar depende del pescado y otros mariscos para obtener proteínas. Solo a través de la modernización del país, la carne se ha vuelto más popular.


3. La cocción

La comida china incluye frituras, mientras que la comida japonesa más sartén sin grasas añadidas.


4. Los aderezos

Los chinos usan muchos aderezos para representar los sabores complicados que exige su cultura. Los japoneses difieren en que quieren que su comida sea lo más fresca posible, incluso insistiendo en hechos como el comerla cruda.


5. Las bebidas

El té es un manjar común disfrutado en ambas cocinas por la gente. La diferencia es que a los japoneses les gusta el té verde y los chinos les gusta el té negro.


Amamos los sabores de la comida oriental

En nuestra sociedad, los antiguos sabores de China y Japón se han convertido en parte del día a día por una buena razón: son deliciosos. Disfrutamos igualmente el teriyaki o un chow mian.


La globalización avanza y, con ella, nuestro gusto por las recetas de estos países. Así que si tienes antojo de un plato oriental, elige tus platos favoritos basándote en las preferencias que tengas y prepárate para disfrutar de la inmensa riqueza de sabores que estas dos culturas culinarias tienen para ti.

0 vistas